“LO PARADÓJICO DE LAS REALIDADES Y EL SER COMO HORIZONTE INDIVIDUAL”

Escrito por Anahi Vázquez Pérez

Actualmente vivimos sorprendidos/as de lo inimaginable que conocemos como realidad, pero la realidad es tan subjetiva que en las siguientes líneas intentare escribir mi reflexión ante la apuestas de las diversas maneras de ser y existir, esto con el fin de poder dar una introducción a los siguientes escritos sobre el tema de sexualidades, para ello en esta ocasión partiremos desde un breve análisis sobre la psicología humanista y fenomenología relacionada con el ser, lo cual nos permitirá analizar las diferentes razones de muchos de nuestros prejuicios ante ciertas realidades. Pues bien, comencemos.

La Psicología Humanista es el fruto de una revolución en el pensamiento filosófico y psicológico a la luz del quiebre occidental de la filosofía clásica y de una ciencia psicológica que, para inicios del siglo XX, resultaba empobrecida por las limitaciones propias de un paradigma racionalista y con predominio del contenido para comprender los fenómenos psicológicos y humanos, conocidos y desconocidos para la época. Una revolución en el pensamiento generada en un siglo donde la civilización occidental queda cuestionada históricamente por las guerras mundiales del siglo XX y una nueva filosofía que aparece con nuevos horizontes conceptuales procedentes de la fenomenología de Edmund Husserl, y por el existencialismo de Sören Kierkegaard y Friedrich Nietzsche. (Ibañez, 2000).

El movimiento de la psicología humanista nace con la pretensión de configurarse como una alternativa a la visión del ser humano que proporcionan tanto el psicoanálisis como el conductismo (las dos grandes fuerzas de la psicología en esos años), de ahí que este movimiento sea también conocido como “tercera fuerza”. (Areces, 2008), la psicología humanista Inicia con la perspectiva de ver al ser humano no como una maquina si no como persona, un ser que va desde lo interno, actúa y modifica su ambiente y así mismo haciéndolo en único responsable de ello, si bien se consideraba que el conductismo y el psicoanálisis eran posturas validas, no creía que solo se retomara lo mecanicista o lo reprimido, si no el hoy.

Algunos autores como Allport reconoce los aportes de Freud aunque considera que todos ven a la neurosis y no a la salud, para los psicólogos existencialistas las dificultades, síntomas y desordenes psicológicos son entendidos como una falta de significado y de indecisión. Los motivos van cambiando a lo largo de la vida, lo realmente significativo son las decisiones en un proceso permanente de llegar al SER. Que importante es pensar que todo lo que sucede con nosotros como individuos sucede porque nosotros mismos lo producimos, Maslow por su parte consideraba a la psicología humanista como algo transitorio el, le apostaba más a algo transpersonal del cosmos más que en las necesidades y el bienestar del ser humano una psicología que trascienda la naturaleza del hombre, su identidad y su autorrealización, el consideraba que si la psicología humanista llegaba a ser importante, también algo pasajero ya que para él había que ver más allá que el propio sujeto.

Es decir, lo relevante del ser es la decisión y la decisión implica la responsabilidad en el sentido estricto de la palabra como la capacidad de responder que la persona tenga ante una situación, no a la responsabilidad como “culpa” que es la connotación social que se le ha dado hasta ahora, entonces, con esto último podemos decir que a partir de la decisión cada persona elige su realidad, conforme a la experiencia que ha tenido y se preguntaran ¿ qué tiene que ver la experiencia en todo esto? Para darle secuencia lo relacionaremos con los siguientes autores Husserl y Heidegger.

Husserl, parte del reconocimiento de que el “ser” no es solo, no es individual si no que hay una carga detrás que a veces ni este mismo reconoce y que está en la cotidianidad ya que pertenecemos a un mundo de los objetos de manera permanente (Husserl, 1984), por ejemplo desde nuestra experiencia, ¿quién nos dice que seres humanos es lo que vemos? ¿Quién nos dice que la mesa es mesa? ¿Cómo sabemos que lo son?, quizá si le pido a alguien que me diga cómo es una mesa me dirán las variedades de mesas que “existen”, Porque son cosas que esta impuestas antes de que cada una/o de nosotras/os naciera, entonces… ¿nuestra realidad es una construcción colectiva que pasa a ser individual?…..

A diferencia de Husserl, Heidegger considera que la conciencia pura e inmutable enfrentada a los objetos no es el dato más simple y originario sin no una ilusión generada por el conocimiento teórico el cual introduce en la vida natural la relación objetivante, el punto principal es el análisis en la práctica de la vida humana, este autor habla del ser y el ente, muchas veces la pregunta es ¿qué es el ser? Es decir, creemos o bien tenemos la necesidad de explicarnos que es el ser, como si fuera algo que se puede ver o medir o bien si alguna desde estas características es más relevante que la otra, desde mi análisis es que creemos que el ente y el ser son cosas palpables pero no, no es así, el ser es un horizonte a partir de donde se pueden ver algunas cosas, acontecimientos, la vida.

Entonces, si el ser es un horizonte cargado de experiencia desde donde cada uno/a ve la vida, he ahí lo diverso y paradójico de la realidad, es decir, vivimos en un incesante cuestionamiento de lo aceptable e inaceptable para cada una/o de lo que hoy sucede o de lo que los otras/os deciden ser, pero ciertamente la visión que tenga de mi realidad variará de las opciones que he tenido para revisarme- construirme y al mismo tiempo de-construir para volver a crear un “ser” nuevo, un “ser actualizado”, parte de lo que somos es producto de las decisiones que tomamos y parte de las decisiones que tomamos será la manera en que yo vea la vida, lo paradójico esta, en que después de comprender lo subjetividad de la percepción de la realidad sigo esquematizando para comprender lo que a veces no necesita comprender, solo vivirse.

Para finalizar este texto, quisiera invitarte a que en textos posteriores nos permitamos ver las realidades desde diferentes ópticas, quizá solo así comenzaremos por el respeto de la visión de los otros y la responsabilidad de la visión propia, y nos lleve a comprender las diversas manifestaciones comportamentales de la sexualidad, como las diversas maneras de ser y existir.

Referencias:

Tomado de Martorell, J. L. y Prieto, J. L. Fundamentos de Psicología, Ed. C. A. Ramón Areces, Madrid, 2008

Adolfo Ibañez (Chile). Psicólogo Universidad de Chile y Magister en humanidades.

Coordinador Instituto Focusing de Nueva York para Chile (2000)

Vicente lozano diaz, hermenautica y fenomenologia, husserl, heidegger y gadamer,valencia España, 2006.

Husserl, E. (1984) Crisis de las ciencias europeas y fenomenología trascendental,

México, Ediciones Folios, (El manuscrito data de 1935-1936, publicado originalmente en alemán en 1962)