Las trampas de la reelección municipal.

Foto: El Tiempo Mx.

27 de marzo del 2017.

Por Rogelio Aguilar Cruz

I.Generalidades.

Apunta con claridad César Resendiz, que la reelección de alcaldes y jefes delegacionales no es popular entre los mexicanos, al menos ese fue el resultado de la Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas, realizada en el 2012, en el que 70% de los mexicanos afirman estar en desacuerdo con esta figura. Y es que este análisis del artículo sobre reelección municipal inmediata o elección consecutiva, parte de la reforma constitucional del 10 de febrero de 2014.

Sin embargo, para entrar al análisis de lo incompleto que se considera trae la reelección municipal, es obligado atender primero el statuo quo del sistema político mexicano. En primer término, se ha llegado a la conclusión que el sistema político tiene una conformación electoral, partidista y gubernamental. La idea central no es categorizar o hablar al respecto de ello, pero si es necesario mencionarlo, para comprender la tradición que imperó en la reforma constitucional.

II. El Modelo reeleccionista.

Como ya se mencionó, durante décadas la tradición arraigó la idea de no reelección, por diversos motivos, fue un ingrediente que gustaba y gusta al mexicano, de evitar así una monarquía, un absolutismo, una dictadura. Sin embargo, desde hace varios años, México ha suscrito diversos Acuerdos y Tratados Internacionales, en materia de derechos humanos, en los que se da cuenta que una manera de entenderla, es a través de la participación política. Si para el caso se tratara de justificarla, la teoría administrativa o la políticademocrática, pudieran ser dos variables de estudio.

En el caso de la Administrativa, una reelección permite incorporar los planes a mediano y largo plazo en una administración municipal, permite también especializar, actualizar y profesionalizar al personal administrativo y operativo, y sobre todo mejora el desempeño político para rendir mejores resultados. En el caso de la tesis política democrática, se considera un asunto de libertades, el ejercer el voto sin que sea limitada o coartada la restricción de una reelección. Permite además, un aprendizaje prolongado, experiencia y seriedad en los acuerdos con sus interlocutores institucionales, toda vez que permite el desarrollo de un programa, una acción o una obra de gobierno.

Ahora bien, estos argumentos teóricos contrastaron con la realidad, toda vez que la percepción de la sociedad, fue de rechazo al modelo, mas aún cuando introdujeron en la reforma, el proteccionismo partidario, como se verá a continuación. Dice Eduardo de Jesús Castellanos Hernández, investigador en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, que en el “Pacto por México” suscrito por las tres principales fuerzas políticas nacionales (PRI-PANPRD), establecieron los acuerdos para la gobernabilidad democrática, que implicaron entre otros: gobiernos de coalición, reformas del Distrito Federal, revisión de los fueros, revisión de la reelección de legisladores; sin embargo, en dichos acuerdos, no estuvo incluida la reelección inmediata de las autoridades municipales.

Se entiende entonces, que el origen de esta reforma, fue un compromiso político pactado posteriormente y presentada por los Partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática, el 24 de julio del 2013.

III. La reforma municipal. A continuación, se transcribe el párrafo adicionado y/o modificado de la reforma del artículo 115 Constitucional:

IV. Lo trunco

Se pudo haber hecho una reforma municipal de gran calado, como la realizada en 1983, cuando se introdujo la figura de la representación proporcional en México, sin embargo prevaleció el temor, el monopolio y los candados partidistas, para maniatar las libertades de participación política. Aquí las consideraciones:

• La primera trampa que se impuso con la reforma, fue la prevalencia del monopolio partidista, que condiciona la reelección, siempre y cuando la postulación se realice por el mismo partido o partidos de una coalición.

La segunda trampa, que deviene de la primera, consiste en que se permite la reelección de los miembros de ayuntamientos, sin el candado partidista, pero sí renuncian o pierden su militancia antes de que concluya la mitad de su mandato. Esta condicionante inhibe la participación del integrante del ayuntamiento hacia otro partido político, toda vez que a través de controles y fiscalizaciones a modo, se pueden dirigir acciones en perjuicio de los representantes populares.

• La tercera trampa, es que la reelección municipal prevé un periodo adicional de mandato, lo que considero no genera un escenario de planeación, organización y administración a mediano y largo plazo, en la acción pública. Pudieron haberla establecido para dos periodos adicionales.

• La cuarta trampa, es que en líneas anteriores se señaló que el sistema político tiene tres conformaciones (electoral, política y gubernamental), y de acuerdo a la lectura de la reforma, los legisladores atendieron únicamente a moldear y reforzar la idea de un sistema político más electoral y más político, dejando a un lado lo gubernamental, toda vez que persistieron en su idea tradicional, de no entrarle al sistema electivo (voto directo) de síndicos y regidores.

• Finalmente la quinta trampa, fue dejar la puerta demasiada abierta, para que las legislaturas estatales, expidan los contenidos que no previó la reforma constitucional.

Comentarios finales.

Aún con el sentimiento anti reeleccionista de los mexicanos, en el contexto latinoamericano, en 2014, México introdujo el modelo de la reelección municipal, quedando únicamente Colombia, como el único país, en el que aún persiste la no reelección de alcaldes. Ahora, resta que sepamos con el transcurso de los días siguientes, el número de alcaldes, síndicos y regidores que irán tras la reelección, con un partido distinto o en calidad de independientes, toda vez que el plazo vence este 01 de abril, cuando se encuentren a mitad de su mandato. Finalmente, lo positivo de la reforma, es que elimina, la prohibición de que un regidor o síndico municipal, aspire a ser Presidente Municipal, lo que hará atractiva la oferta política para el 2018.

Consulta:

Castellanos, E.J., “El impacto de la reelección municipal inmediata en la reforma constitucional de 2014, para el gobierno municipal y la democracia nacional”, UNAM-IIJ Revista Mexicana de Derecho Electoral, 2014.

Dirección General de Análisis Legislativo, del Instituto Belisario Domínguez, “El Gobierno Municipal a la luz de la reforma constitucional en materia políticoelectoral”, Mirada Legislativa, 2014.

Resendiz, C., “Reelección municipal y rendición de cuentas, ¿Cómo lograr el círculo virtuoso?, IMCO, 2016.